jueves, 19 de agosto de 2010

Ayuntamiento de la Villa de Moya Concejalía de Industria y Comercio



El director general del Medio Natural visitó las labores de recuperación ambiental que realiza la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial en el municipio grancanario de Moya


El Gobierno de Canarias culmina la restauración de 20 caminos y senderos de Palmerales y de la Reserva de los Tiles en Moya


El Gobierno de Canarias ha culminado las labores de restauración de una veintena de caminos y senderos de Moya (Gran Canaria) en el marco del plan “Canarias Emplea” y actualmente actúa en este municipio promoviendo la conservación y recuperación del Palmeral del Cruce de Cabo Verde-Los Dragos y la recuperación de los Tiles de Moya, actuación que se incluye en el Programa de Restauración y Conservación del Entorno Natural (ARCEN), que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo canario en el Archipiélago.


Así lo anunció hoy, 19 de agosto de 2010, el director general del Medio Natural del Ejecutivo autónomo, Francisco Martín, durante una visita de inspección a las obras que el Ejecutivo canario emprende en este municipio grancanario. Estas actuaciones específicas implican tareas de limpieza y restauración paisajística, así como labores para el control de especies invasoras.


Los caminos restaurados son los siguientes: Camino de “Aguas de Fontanales”, “Lomo el Marco-Bajada del Colegio-El Tablero”, “El Frontón-La Cañada”, “La Jurada”, “Lomo El Negro”, “Trasera del Jardín de Corvos-Lomo de El Negro”, “La Esperanza”, “Valsendero”, “Hoyas del Cavadero”, “Bco. del Pinar”, “El Reventón”, “Lomo de Moya”, “Lomo El Peñón”, “De La Fuente”, “Doramas-San Fernando”, “Las Cuartas-Brecito”, “Los Toscales”, “La Montañeta-Dragos Alto” y el camino de “Lance-Lomo Blanco”, estando en ejecución la mejora del camino de “Trujillo”.



El director general del Medio Natural del Ejecutivo autónomo, Francisco Martín, también visitó hoy el Palmeral del Cruce de Cabo Verde-Los Dragos, que es un lugar emblemático de Gran Canaria que tiene una extensión algo superior a las dos hectáreas y está localizado a la izquierda del Cruce de Cabo Verde en dirección a la Villa de Moya. Este espacio cuenta con una magnífica muestra de palmeral canario en buen estado de conservación tanto por su pureza genética como por su estado fitosanitario y requiere de las tareas que actualmente desarrolla el departamento autonómico para mantener dicha excelencia.


Francisco Martín, acompañado por el alcalde de Moya, Antonio Perera, y el concejal de Medio Ambiente del municipio, Nicolás Ojeda, supervisó las labores de restauración, si bien, previamente, el director general se reunió con los responsables municipales en la sede del Ayuntamiento, donde se llevó a cabo un seguimiento del programa.

Tras el recorrido, el director general del Medio Natural informó que las actuaciones de restauración ambiental acometidas en la zona comenzaron en el mes de abril y se prolongarán durante dos semanas más gracias a las tareas de nueve trabajadores relativas a caminos y de cuatro operarios más concernientes a la limpieza y mejora de palmerales. Por el momento, los trabajos realizados de limpieza de palmerales tienen como finalidad la prevención de posibles incendios y hacer accesible el espacio a otras necesidades de actuación, y han consistido en el desbroce de vegetación arbustiva y retirada de hojas de palmera seca del entorno del palmeral, así como también de residuos inorgánicos que se transportan posteriormente a vertedero autorizado.

Las labores de desbroce de matorral se realizan normalmente con operarios equipados con desbrozadora, a fin de erradicar la flora exótica existente y habilitar espacios libres de terreno aptos para realizar su sustitución por flora autóctona.

Igualmente, las actuaciones de eliminación de residuos generados por las citadas tareas específicas se lleva a cabo mediante el posterior triturado “in situ”, actuando con la misma desbrozadora o con máquina trituradora, dependiendo del residuo. Esta última labor también incluye la retirada de basura existente en el lugar y su transporte hasta vertedero autorizado.

Previamente a la ejecución de estos trabajos se ha procedido a la selección del terreno, escogiéndose aquellos lugares donde la restauración ambiental resulta más adecuada, que en este caso se trata de una zona ocupada por palmeral de Phoenix canariensis, con escasa presencia de híbridos con la palmera datilera (Phoenix dactylifera).


Actuaciones en 2010


Las actuaciones efectuadas en 2010 son las siguientes: Limpieza del Palmeral de Cabo Verde y Los Dragos, riegos de mantenimiento de repoblaciones, restauración y conservación del Camino de “Los Pajaritos”, y desbroce y limpieza a borde de carreteras locales.


La limpieza del Palmeral de “Cabo Verde y Los Dragos” es una actuación de gran relevancia por cuanto promueve la conservación de la especie, símbolo del Archipiélago canario, de palmera canaria (Phoenix canariensis) que tiene como principales amenazas la hibridación con su pariente continental, la Phoenix dactylifera y las plagas, principalmente la Diocalandra (Diocalandra frumenti) y el Picudo Rojo (Rhynchonphorus ferrugineus).


Tanto los palmerales de Cabo Verde como el de Los Dragos presentan una alta prevalencia de pureza genética de palmera canaria y con buen estado fitosanitario. Características que resultan poderosas razones para mantener el buen estado de los mismos, eliminando basura y retirando igualmente las hojas secas acumuladas en el suelo, tanto más cuando se enclavan, como la mayoría de palmerales de Canarias, cercanas a zonas habitadas, donde se desarrollan también tareas agrícolas que se verían inmediatamente afectadas en caso de incendio, dada su proximidad.


También durante este año se han efectuado riegos de mantenimiento de las repoblaciones de los dos años anteriores en la RNE de los Tiles de Moya, que es el relicto más importante por superficie de la desaparecida Selva de Doramas. El ecosistema dominante en esta antigua Selva es el de laurisilva donde conviven una gran biodiversidad de especies vegetales tanto de porte arbóreo como arbustivo.


Recientemente, debido al descenso del nivel freático, en esta Reserva se ha constatado la desecación de ejemplares de Til (Ocotea foetens), motivado también por la edad de los ejemplares afectados. Sin embargo, la mayoría de esos tiles, como ya hicieran en ocasiones anteriores, disponen de varios troncos secundarios que podrán sustituir al tronco principal que está desecándose.


También la Reserva está afectada por muchas especies ajenas al ecosistema de laurisilva tanto foráneas como el “hediondo” (Ageratina adenóphora), cañas (Arundo donax) y zarzas (Rubus ulmifolius), como especies autóctonas más termófilas pero que proliferan desde los ecosistemas colindantes como la vinagrera (Rumex lunaria) y los granadillos (Hypericum canariense), especie que, si bien forma parte del ecosistema, lo hace como planta primocolonizadora siendo en el caso de la Reserva de los Tiles de Moya excesiva su presencia que aporta mucho combustible a la misma en los meses de verano, momento en el que puede arder con facilidad.


Las medidas correctoras de mejora ecológica al respecto se centraron en la eliminación de las especies anteriormente citadas como especies ajenas al ecosistema (en 2008 y 2009), plantación de nuevos ejemplares (en 2008 y 2009) de especies tanto arbóreas como arbustivas con el objeto de reponer las zonas desbrozadas de cubierta vegetal y para, al tiempo, promover el aumento de la biodiversidad; y apoyo mediante riegos, en 2008, 2009 y en el presente 2010 de las repoblaciones realizadas. Concretamente, durante el presente año, se ha realizado un riego de 30 litros por planta durante dos días a primeros del presente mes de agosto. La reposición de las marras se realizará en noviembre, cuando las condiciones ambientales garanticen de nuevo el máximo nivel de arraigo de los nuevos ejemplares.


Finalmente, también se han llevado a cabo actuaciones de restauración y conservación del Camino de “Los Pajaritos”, pista forestal de 4,6 kilómetros de trazado que resulta de gran importancia por atravesar y conectar monte entre las localidades de Fontanales y la cartera que comunica Valleseco con Artenara, donde se pueden atajar incendios.


En el marco del Programa “Canarias Emplea” del Gobierno canario, además, se han llevado a cabo desbroce y limpieza a borde de carreteras locales como en la zona de “Trujillo”.